El entorno del sueño de tu hijo

El entorno de sueño de un niño puede diferir ampliamente en los entornos culturales y sociales. Si bien la presencia y el uso de "aparatos electrónicos en el dormitorio" han generado recientemente mucha atención (y merecida), es importante reconocer que otras características en el entorno del sueño también pueden influir en el sueño de los niños, lo que hace que algunos entornos sean más "amigables" que otros.
 

dormir-bien-habitacion.jpg

Ruido

El ruido generado desde otras partes del hogar (por ejemplo, una sala de estar con un televisor o un comedor donde los miembros de la familia socializan hasta altas horas de la noche) puede dificultar que los niños se duerman o permanezcan dormidos. Además, el ruido perturbador en el hogar puede surgir cuando los horarios de trabajo de la familia requieran salidas o llegadas al trabajo, o la preparación de alimentos en momentos en que los niños están en la cama.

Por supuesto, no todos estos ruidos perturbadores se originan en el hogar. Por ejemplo, vivir cerca de rutas de tránsito puede perturbar el sueño de los residentes. Además, las personas pueden vivir cerca de zonas industriales o zonas comerciales ruidosas. Además, el "ruido del vecino", definido como el ruido generado por los hogares del vecindario, es un problema cada vez más reconocido en muchos lugares, especialmente durante la noche cuando los niveles de ruido de fondo son bajos o en climas más cálidos cuando las ventanas están abiertas. El ruido de un vecino puede incluir música fuerte, discusiones o peleas, perros que ladran, trabajos de mantenimiento de la casa, niños ruidosos y equipos de aire acondicionado. En algunos lugares, el ruido de los vecinos ha reemplazado al tráfico como el problema de ruido más importante de los vecindarios.

La contaminación acústica es la causa externa más importante de los trastornos del sueño y se reconoce cada vez más como un peligro ambiental en los entornos urbanos modernos. Los resultados de una investigación (1-2) demuestran sistemáticamente que los niños son un grupo de alto riesgo, vulnerables a los efectos adversos de la exposición al ruido, especialmente los efectos sobre el rendimiento cognitivo.
 

Iluminación

Los niveles de luz en el entorno del sueño pueden interrumpir el sueño de los niños. Al igual que el ruido, la luz no deseada puede emanar desde dentro o fuera del hogar. La oscuridad total no es necesariamente deseable: una luz tenue puede hacer que la habitación sea más cómoda para los niños más pequeños.

Muchos niños se conformarán con una luz de noche, pero algunos niños exigirán más luz para sentirse seguros. Aunque puede ser tentador permitirles que esa luz adicional alivie sus preocupaciones y temores de la oscuridad, demasiada luz es contraproducente para el sueño. A medida que la oscuridad desciende, la glándula pineal en nuestro cerebro libera la hormona melatonina, que regula el sueño. Esta función es una razón importante por la que los niños no deben estar expuestos a dispositivos electrónicos o televisores una hora antes de acostarse. El contenido de estos no solo es estimulante, sino que la luz de la pantalla, la luz azul, es especialmente perjudicial para este proceso, ya que inhibe la liberación de melatonina.
 

Temperatura

Los niños y adolescentes generalmente duermen mejor en una habitación fresca, pero no demasiado fría: las temperaturas extremas en cualquier dirección pueden hacer que sea más difícil dormir. La temperatura puede ser especialmente importante en circunstancias en que las familias carecen de opciones para hacer que el ambiente sea más cómodo: por ejemplo, mantas, edredones o calefacción adecuada de la habitación en temperaturas frías; Ventiladores, aire acondicionado, o ventanas abiertas en temperaturas cálidas.

A veces, las preocupaciones sobre la seguridad de la familia superan la comodidad física, como cuando las familias mantienen las ventanas de las habitaciones cerradas en los meses calurosos de verano.

Cambiar las características y prácticas específicas asociadas con el entorno del sueño es generalmente parte de la estrategia de los especialistas para mejorar el sueño. Teniendo en cuenta el ruido, la luz y la temperatura, un ambiente "amigable para dormir" es generalmente uno fresco, oscuro y silencioso.

 

Referencias:

  1. Haines MM, Brentnall SL, Stansfeld SA, Klineberg E. Qualitative responses of children to environmental noise. Noise & Health 2003;5:19-30.
  2. Omlin S, Bauer GF, Brink M. Effects of noise from non-traffic-related ambient sources on sleep: Review of the literature of 1990-2010. Noise & Health. 2011;13:299-309.

Share:

Últimas publicaciones

Ortosomnia: cómo la obsesión por dormir bien puede perjudicar tu sueño

Los médicos han acuñado un término para las personas obsesionadas con…

7 trucos para que los niños se vayan pronto a la cama

Todos los padres han tenido que tratar con la dificultad de acostar a…

Las pesadillas más comunes y sus significados

Las pesadillas son un fenómeno extremadamente común, nuestros sueños…

Cómo dormir bien con dolor de espalda

El dolor de espalda no solo puede impedir el descanso durante la…

Infusiones para dormir

Cuando se acerca la hora de dormir, es el momento para prepararse una…


El Aviso Legal incluye todos los datos identificativos de EN BRAZOS DE MORFEO como titular del sitio web www.enbrazosdemorfeo.es, así como cuestiones relativas a la Propiedad Intelectual y/ o Industrial, responsabilidad, uso del Sitio Web, etc.