Los niños y el miedo de ir a la cama

¿Qué debo hacer si mi hijo dice que tiene miedo de irse a dormir?

El miedo a irse a dormir a la cama suele aparecer entre los 2 y 4 años, etapa donde la imaginación infantil se comienza a manifestar, si además añadimos la oscuridad, pesadillas etc, los más pequeños pueden llegar a desarrollar un miedo irracional excesivo a la hora de irse a la cama (somnifobia). Estos temores irán desapareciendo a medida que los pequeños van creciendo. A los 8 años la mayoría de los niños no suelen tener miedo a irse a dormir solos sin la compañía de un adulto.

Algunos "tips" para ayudar a tu pequeño a irse a la cama:

  • Escucha y comprende: Trata de entender los temores de tu hijo. No los ignore ni se burle de ellos.
     
  • Seguridades: Es importante tranquilizar a tu hijo si tiene miedo. Habla con él una y otra vez hasta que se sienta seguro.
     
  • Afrontar los miedos: Enseña a tu hijo a cómo afrontar sus miedos y hable de formas alternativas de responder a sus miedos, como "ser valiente" y tener pensamientos positivos. Podrías hablar con tu hijo sobre cómo afrontas algo que temes tu. Además, puedes leerle cuentos sobre niños que tienen miedo y como superan esos miedos.
     
  • Diviértete en la oscuridad: Haz que estar en la oscuridad sea divertido. Juega con una linterna o haz una búsqueda del tesoro y que busque cosas que brillen en la oscuridad.
     
  • Usa tu imaginación y sé creativo: Usa tu imaginación para luchar contra sus temores, como los monstruos. Muchas familias han descubierto que el "spray anti-monstruo" es una manera maravillosa de ayudar a un niño a sobrellevar los temores a la hora de acostarse. Algunos niños se sienten cómodos al tener una mascota cerca durante la noche (incluso una pecera junto a la cama puede ayudar). Siempre que sea posible, haz que tu hijo participe activamente en la búsqueda de soluciones.
     
  • Luz de noche: No importa a lo que tu hijo parezca tener miedo, una luz nocturna puede ayudar. Las luces nocturnas están bien siempre y cuando no eviten que tu hijo se duerma. Otra cosa que puedes intentar es dejar la puerta del dormitorio abierta para que tu hijo no se sienta aislado del resto de la familia.
     
  • Evita los programas de miedo en televisión: Mantén a tu hijo alejado de películas o historias en televisión que puedan aumentar sus temores.
     
  • Relajación: Enseña a tu hijo estrategias de relajación a la hora de acostarse para ayudarlo a quedarse dormido. Por ejemplo, pídele a tu hijo que se imagine una escena relajante, como estar en la playa o mirar un atardecer. Esto le dará algo más en que pensar mientras está acostado en la cama y lo ayudará a distraerlo de sus temores. Además, es físicamente imposible estar relajado y asustado al mismo tiempo.
     
  • Discute sobre los miedos de tu hijo durante el día: Habla con tu hijo sobre sus temores durante el día y sobre cómo puede asustarse menos durante la noche. Si se siente seguro durante el día, esto también puede ayudarlo a sentirse más seguro durante la noche.
     
  • Pon límites: Al mismo tiempo que tranquilizas a tu hijo, debes establecer límites. Es necesario establecer límites para evitar que se refuerce el comportamiento de tu hijo.
     
  • Haz que se quede en su cama: No alientes a tu hijo a levantarse de la cama. Para que pueda aprender a superar sus miedos debe quedarse en la cama y descubrir por sí mismo que realmente está a salvo. Si tu hijo está demasiado asustado para quedarse solo en su habitación, está bien quedarse con él ocasionalmente hasta que se duerma. No hagas esto con demasiada frecuencia, ya que puede depender de tu presencia. Si tu hijo se levanta en medio de la noche y entra a tu habitación, es mejor llevarlo de vuelta a su habitación y meterlo tranquilamente en su cama.
     
  • Vigílalo: Si tu hijo está ansioso cuando te vas, verifica con frecuencia que está bien. Es mejor controlarlo en un horario predecible, cada 5 o 10 minutos, que esperar a él llore o que te llame.
     
  • Sistema de estrellas: Algunos niños refuerzan su miedo por la noche al recibir demasiada atención. Si este es el caso, cambia el escenario. Dile lo orgulloso que estás de él por ser valiente. Establece un sistema para que pueda ganar estrellas por ser valiente y dormir solo. Después de obtener una cierta cantidad de estrellas, puede canjearlas por un regalo, como ir al cine, al parque o una recompensa que le pueda gustar.

miedos-nocturnos-dormir.jpg

¿Qué hace que mi hijo tenga miedo de irse a dormir?

Los terrores nocturnos y las pesadillas son extremadamente comunes en los niños, especialmente en preescolares, pero también pueden ocurrir en niños más mayores y adolescentes. Son parte del desarrollo normal, a medida que la imaginación de los niños se desarrolla y los niños comienzan a comprender que existen cosas que pueden hacerles daño. Hay ocasiones en que los temores y las pesadillas son el resultado de una experiencia aterradora, desde un perro que les da miedo a lo que ve en las noticias, pero otras veces parecen salir de la nada. Cualquier cosa que haga que un niño se excite emocionalmente empeorará sus temores y lo hará sentirse más ansioso. Los niños también suelen tener diferentes temores en diferentes etapas del desarrollo. Los niños pequeños a menudo tienen miedo de los monstruos y otras criaturas imaginarias.

Algunos niños aprenden que decir que tienen miedo es una forma de evitar la hora de acostarse. Por otro lado, algunos niños y adolescentes con problemas de sueño realmente tienen un trastorno de ansiedad.
 

¿Cómo debo responder a la pesadilla de mi hijo?

Hay cosas que puedes hacer para ayudar a tu hijo. Especialmente con los niños más pequeños, un objeto como un peluche o una manta puede ayudar a un niño a sentirse relajado y seguro en la cama. Otras cosas que pueden ayudar son dejar una luz nocturna de baja intensidad (luz roja) en la habitación (para evitar enhibir la secreción de melatonina)  o enseñarle técnicas de relajación. Los niños también pueden usar su imaginación para ayudarlos a calmarse y volver a dormir. Durante el día pídele a tu hijo que imagine un final diferente a la pesadilla, o haz que tu hijo dibuje imágenes de su pesadilla en un papel y que luego lo rompa.

Share:

Últimas publicaciones

Ortosomnia: cómo la obsesión por dormir bien puede perjudicar tu sueño

Los médicos han acuñado un término para las personas obsesionadas con…

7 trucos para que los niños se vayan pronto a la cama

Todos los padres han tenido que tratar con la dificultad de acostar a…

Las pesadillas más comunes y sus significados

Las pesadillas son un fenómeno extremadamente común, nuestros sueños…

Cómo dormir bien con dolor de espalda

El dolor de espalda no solo puede impedir el descanso durante la…

Infusiones para dormir

Cuando se acerca la hora de dormir, es el momento para prepararse una…


El Aviso Legal incluye todos los datos identificativos de EN BRAZOS DE MORFEO como titular del sitio web www.enbrazosdemorfeo.es, así como cuestiones relativas a la Propiedad Intelectual y/ o Industrial, responsabilidad, uso del Sitio Web, etc.