Posturas para dormir

La postura para dormir puede tener un gran impacto en el sueño, así como en la salud en general. Una mala postura podría causar dolor de espalda y cuello, fatiga, apnea del sueño, calambres musculares, alteración de la circulación, dolores de cabeza, ardor de estómago y problemas estomacales.

La pregunta es ¿cuál es la mejor postura para dormir? Echa un vistazo a esta clasificación, de mejor a peor;

posturas-dormir.jpg

1. Boca arriba

Aunque no es la posición más popular, es la mejor opción. Solo el ocho por ciento de las personas duermen sobre la espalda a pesar de ser la opción más saludable para la mayoría de las personas. Dormir boca arriba permite que la cabeza, cuello y columna vertebral descanse en una posición neutral. Esto significa que no hay presión adicional en esas áreas, por lo que es menos probable que se sienta dolor. Dormir de cara al techo también es ideal para protegerse del reflujo ácido. Solo hay que asegurarse de usar una almohada que levante y apoye la cabeza lo suficiente. Sin embargo, dormir sobre la espalda puede hacer que la lengua obstruya el tubo respiratorio, lo que lo convierte en una posición peligrosa para quienes sufren de apnea del sueño (una condición que causa períodos de dificultad respiratoria). Esta posición también puede hacer que los ronquidos sean más severos.

Si duerme boca arriba, trate de dormir con una almohada detrás de las rodillas para reducir el dolor de espalda y aliviar la presión sobre la columna vertebral.
 

2. De lado

Esta posición (donde el torso y las piernas están relativamente rectas) también ayuda a disminuir el reflujo ácido y, como la columna vertebral está estirada, evita el dolor de espalda y cuello. Además, es menos probable que ronque en esta postura, porque mantiene abiertas las vías respiratorias. Por esa razón, también es la mejor opción para las personas con apnea del sueño. El quince por ciento de los adultos eligen dormir de lado.

Dormir de lado, por otro lado, puede causar rigidez en los hombros, y también puede provocar que la mandíbula se contraiga por ese lado. Poner una almohada entre la parte inferior de las piernas le ayudará a alinear mejor las caderas para evitar el dolor de espalda.
 

3. En posición fetal

El 41 por ciento de los adultos que eligen esta opción, es la posición para dormir más popular. La posición fetal, en la cual estás de lado y el torso está encorvado y las rodillas dobladas, es excelente para las embarazadas, especialmente sobre el lado izquierdo. Esto se debe a que mejora la circulación en la embarazada y en el feto, y evita que el útero presione contra el hígado, que está en el lado derecho. Esta postura también es buena para los roncadores. Pero descansar en una posición fetal demasiado fuerte puede dificultad la respiración en el diafragma. Y puede hacer que se sienta un poco dolorido por la mañana, especialmente si se tiene artritis en las articulaciones o en la espalda. Prevenga estos problemas enderezando su cuerpo todo lo que pueda, en lugar de meter la barbilla en el pecho y subir las rodillas hacia arriba. También puede reducir la tensión en sus caderas colocando una almohada entre las rodillas.
 

4. Boca abajo

Si bien esta postura es buena para aliviar los ronquidos, es malo para prácticamente todo lo demás. El siete por ciento de los adultos eligen esta postura, pero puede provocar dolor de espalda y cuello, ya que es difícil mantener la columna vertebral en una posición neutral. Además, las personas que duermen boca abajo ejercen presión sobre los músculos y articulaciones, lo que puede provocar entumecimiento, hormigueo y dolores. Es mejor tratar de elegir otra posición, pero si debe dormir boca abajo, en lugar de dormir con la cabeza girada hacia un lado, hágalo con la frente apoyada sobre una almohada para dejar espacio para mantener abiertas las vías respiratorias superiores. También puede intentar deslizar una almohada debajo de la pelvis para reducir el dolor en la parte inferior de la espalda.

 

La almohada

Si nuestra almohada nos hace tener la cabeza muy alta, puede llevarnos a tener problemas cervicales e incluso dolor de cuello y migrañas. Una almohada de firmeza media hará que haya una correcta alineación entre la cabeza, el cuello y la columna vertebral.
 

El colchón

Los colchones están hechos de una variedad de materiales. Algunos son más suaves o más firmes. El tipo de material del que está hecho un colchón afecta la temperatura del cuerpo. Cuando se trata de la firmeza de un colchón, elige uno que sea lo suficientemente firme como para brindar el soporte donde se necesita, pero también lo suficientemente blando para adaptarse a la forma del cuerpo. Las personas que sufren de dolor de espalda pueden sentirse más cómodas con un colchón más blando y acolchado. Cuando compre un colchón, cómpralo en una tienda que te permita probarlo durante varias semanas.

Share:

Últimas publicaciones

Ortosomnia: cómo la obsesión por dormir bien puede perjudicar tu sueño

Los médicos han acuñado un término para las personas obsesionadas con…

7 trucos para que los niños se vayan pronto a la cama

Todos los padres han tenido que tratar con la dificultad de acostar a…

Las pesadillas más comunes y sus significados

Las pesadillas son un fenómeno extremadamente común, nuestros sueños…

Cómo dormir bien con dolor de espalda

El dolor de espalda no solo puede impedir el descanso durante la…

Infusiones para dormir

Cuando se acerca la hora de dormir, es el momento para prepararse una…


El Aviso Legal incluye todos los datos identificativos de EN BRAZOS DE MORFEO como titular del sitio web www.enbrazosdemorfeo.es, así como cuestiones relativas a la Propiedad Intelectual y/ o Industrial, responsabilidad, uso del Sitio Web, etc.