Regresión del sueño

Una regresión del sueño describe un período de tiempo (entre 1 y 4 semanas) en que un bebé o niño pequeño que ha estado durmiendo bien de repente comienza a despertarse por la noche y / o se salta las siestas (o se despierta temprano de las siestas) sin ninguna razón aparente. Y los papás desprevenidos, desconocen el motivo de estos repentinos cambios.

colecho-bebe.jpg

La causa de estas regresiones de sueño puede ser debido a los llamados hitos de desarrollo. Estos ocurren cuando los bebés y niños pequeños comienzan a practicar nuevas habilidades las cuales les pueden causar más inquietudes a la hora de dormir, cuando:

  • • comienzan a girarse y darse la vuelta
  • • A sentarse
  • • A ponerse en pie
  • • A caminar
  • • A hablar

Las edades típicas dónde pueden ocurrir estas regresiones del sueño son en torno a las 6 semanas, 4 meses, 8 a 10 meses, 12 meses, 18 meses, y a los 2 años. No todos los niños pasan por estas regresiones ni por todas ellas. La más frecuente es la de los 4 meses.

6 semanas: los recién nacidos con frecuencia pasan por una serie de etapas del crecimiento que conducen a aumentar el apetito y la inquietud.

4 meses: Además de su crecimiento, su desarrollo cerebral y tener una mayor conciencia de su entorno, hace que se distraiga más que en los últimos meses.

8-10 meses: El bebé comienza a gatear, sentarse, levantarse, a decir palabras, etc. Además está también puede ser una época en la que los niños experimentan su primer gran estallido de ansiedad por separación.

12 meses: Los bebés comienzan a caminar, reducen las siestas, están más irritables y se despiertan constantemente. Esta regresión puede aparecer aproximadamente 2 semanas antes de que veas surgir cualquier habilidad significativa.

18 meses: mientras que muchos bebés han estado balbuceando por meses, las palabras pueden comenzar a surgir en este momento. Su niño pequeño todavía tendrá dificultades para comunicar exactamente lo que quiere, lo que puede producir mucha frustración tanto para los padres como para el niño. A esta edad aprenden a hacer cosas por si solos, esta independencia puede hacer que no quieran ir a dormir o quedarse en la cama.

2 años: A esta edad algunos niños pueden estar entrenando para ir al baño y a mantenerse secos durante el día. Esto puede llevar a algunos problemas de sueño a medida que comienzan a dominar esta nueva habilidad.

Share:

Últimas publicaciones

Ortosomnia: cómo la obsesión por dormir bien puede perjudicar tu sueño

Los médicos han acuñado un término para las personas obsesionadas con…

7 trucos para que los niños se vayan pronto a la cama

Todos los padres han tenido que tratar con la dificultad de acostar a…

Las pesadillas más comunes y sus significados

Las pesadillas son un fenómeno extremadamente común, nuestros sueños…

Cómo dormir bien con dolor de espalda

El dolor de espalda no solo puede impedir el descanso durante la…

Infusiones para dormir

Cuando se acerca la hora de dormir, es el momento para prepararse una…


El Aviso Legal incluye todos los datos identificativos de EN BRAZOS DE MORFEO como titular del sitio web www.enbrazosdemorfeo.es, así como cuestiones relativas a la Propiedad Intelectual y/ o Industrial, responsabilidad, uso del Sitio Web, etc.