Las siestas en la infancia

siesta-dormir.jpg

La primera infancia es un momento crítico para el desarrollo emocional, ya que surgen las habilidades del lenguaje y la capacidad de regular los pensamientos y comportamientos. Por lo tanto, mejorar el aprendizaje emocional a esta temprana edad tiene un impacto de gran alcance y duradero ya que aumenta el comportamiento prosocial y mejora el éxito académico a largo plazo. 

Según sugiere una nueva investigación publicada en Scientific Reports, los niños necesitan una larga siesta y un sueño de calidad por la noche para generar y recordar firmemente una situación emocional, también conocida como "memoria emocional".

En los adultos, el procesamiento de las emociones y la memoria emocional se mejoran con el sueño. La evidencia experimental en niños pequeños sugiere que las siestas apoyan la regulación emocional en la primera infancia. Por ejemplo, los niños muestran más frustración cuando se enfrentan a un rompecabezas sin solución cuando se les priva de la siesta en comparación con los que descansan. Además, los sesgos de atención emocional se reducen después de una siesta en comparación con un intervalo igual despierto.

Hasta ahora la Hipótesis de Procesamiento Emocional del Sueño sostenía que la consolidación de la memoria emocional requería del sueño REM, pero según este estudio sugiere que el sueño de ondas lentas (SWS), que representa el 42% de las siestas a esta edad​​​​, también pueden desempeñar un papel en la consolidación de la memoria emocional como en la fase REM.

En dicho estudio, realizado a 64 niños de 2 a 5 años, los menores que durmieron siesta durante unos 70 minutos, tuvieron un mejor recuerdo de la memoria emocional al día siguiente, en comparación a los que solo dormían durante la noche y no se echaban una siesta. Además estos últimos también mostraron una disminución significativa en sus recuerdos 24 horas después.

Los resultados de este estudio reproducen los hallazgos previos de que las siestas en niños pequeños contienen poco o ningún sueño REM. La siesta preescolar fue beneficiosa para los recuerdos a pesar de la falta de sueño REM. Los estímulos emocionales se asociaron positivamente con el SWS. Estos resultados son consistentes con los informes recientes de SWS que son particularmente importantes para la consolidación de la memoria emocional en niños y adultos. Por lo tanto, el efecto relativo del sueño SWS y REM en la memoria emocional de los niños es un área que merece una investigación futura.

Referencia: Scientific Reports.

Share:

Últimas publicaciones

Ortosomnia: cómo la obsesión por dormir bien puede perjudicar tu sueño

Los médicos han acuñado un término para las personas obsesionadas con…

7 trucos para que los niños se vayan pronto a la cama

Todos los padres han tenido que tratar con la dificultad de acostar a…

Las pesadillas más comunes y sus significados

Las pesadillas son un fenómeno extremadamente común, nuestros sueños…

Cómo dormir bien con dolor de espalda

El dolor de espalda no solo puede impedir el descanso durante la…

Infusiones para dormir

Cuando se acerca la hora de dormir, es el momento para prepararse una…


El Aviso Legal incluye todos los datos identificativos de EN BRAZOS DE MORFEO como titular del sitio web www.enbrazosdemorfeo.es, así como cuestiones relativas a la Propiedad Intelectual y/ o Industrial, responsabilidad, uso del Sitio Web, etc.