Cómo los medicamentos pueden afectar el sueño

El secreto para un mejor descanso por la noche podría ser cambiar o reducir la dosis de tu medicamento. Los médicos recetan medicamentos con las mejores intenciones, pero muchos medicamentos pueden interferir con el sueño como efecto secundario. También ciertos medicamentos sin receta pueden interferir con el sueño.

Por ejemplo, algunos medicamentos, como los medicamentos para la presión arterial alta y el asma, pueden mantenerte despierto toda la noche con insomnio, mientras que otros, como los medicamentos para la tos, el resfriado y la gripe, pueden interrumpir el sueño. Y ciertos medicamentos, como los antihistamínicos, pueden causar somnolencia durante el día. De hecho, la somnolencia es uno de los efectos secundarios más comunes en los medicamentos.

Entre los medicamentos que pueden afectar al sueño se incluyen:

Medicamentos para el corazón. Los medicamentos antiarrítmicos que se usan para tratar los problemas del ritmo cardíaco pueden causar insomnio y otras dificultades para dormir. Los bloqueadores beta, utilizados para la hipertensión arterial, las arritmias y la angina de pecho, aumentan las posibilidades de insomnio, los despertares nocturnos y las pesadillas. Además, algunos medicamentos para reducir el colesterol se han relacionado con la falta de sueño.

Medicamentos para el asma. La teofilina, un medicamento para el asma que a veces se usa para aliviar la inflamación y ayudar a despejar las vías respiratorias, puede causar insomnio, así como nerviosismo durante el día. Los corticosteroides, como la prednisona, se recetan con frecuencia para el asma y pueden causar efectos secundarios similares.

Medicamentos para la depresión. Alrededor del 10 al 20 por ciento de las personas que toman una clase de antidepresivos conocidos como inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, o ISRS, como la fluoxetina, la sertralina y la paroxetina, experimentan problemas para dormir.

Medicamentos antitabaco. Los parches de nicotina utilizados para ayudar a las personas a dejar de fumar funcionan mediante el suministro de pequeñas dosis de nicotina en el torrente sanguíneo, y un efecto secundario común de la medicación es el insomnio. Algunas personas que usan los parches también han reportado pesadillas.

Medicamentos para el TDAH. El trastorno de hiperactividad con déficit de atención generalmente se trata con medicamentos similares a los estimulantes que aumentan el estado de alerta, pero pueden provocar insomnio.

Medicamentos para la tiroides. Una glándula tiroides poco activa puede causar somnolencia extrema durante el día, pero algunos medicamentos que se usan para tratar la afección pueden causar insomnio. Sin embargo, este efecto secundario generalmente solo ocurre en dosis altas.

Medicamentos para resfriados y alergias. Los antihistamínicos utilizados para tratar los resfriados y las alergias causan somnolencia en la mayoría de las personas. Peor aún, este efecto secundario de la medicación puede ser duradero y pueden seguir causando somnolencia de seis a ocho horas después de tomarlos. Los descongestionantes tienen el efecto contrario, causando insomnio. También tenga cuidado con los medicamentos para la tos. A menudo contienen alcohol, lo que puede prevenir el sueño REM profundo y hacer que te despiertes con frecuencia durante la noche.

Medicamentos para aliviar el dolor. Los analgésicos de venta libre a veces contienen cafeína, que puede estimular el cerebro y ahuyentar el sueño. Para evitar este efecto secundario del medicamento, escanee la etiqueta antes de comprar un analgésico para ver si contiene cafeína, no todos los analgésicos lo tienen.

medicamentos-dormir.jpg

Si sospechas que un medicamento interrumpe tu sueño o te hace sentir somnoliento durante el día, consúltalo con tu médico. Es posible que puedan cambiarlo por uno diferente que tenga un perfil de efectos secundarios diferente, reducir la dosis de tu receta o sugerirte un tipo de tratamiento diferente para que tu sueño no se vea afectado. Por ejemplo, si estás tomando un medicamento para bajar la presión arterial y está afectando tu sueño negativamente de alguna manera, podrías considerar preguntarle a tu médico si puedes dejar el medicamento y reemplazarlo con cambios en tu estilo de vida, como perder peso, hacer ejercicio regularmente, comer alimentos más saludables, reducir la ingesta de sodio, alcohol y cafeína, dejar de fumar y reducir el estrés.

Lo que no debes hacer es intentar resolver el problema por tu cuenta. Siempre discute la situación con tu médico primero, no dejes de tomar el medicamento hasta que se haya decidido un tratamiento alternativo. De lo contrario, puedes experimentar efectos secundarios peligrosos (como asma no controlada, TDA, depresión o ansiedad). La orientación de un médico puede ayudarte a evaluar los riesgos y beneficios de los medicamentos.

 

Referencia:

Harvard Health Publishing: Medications that can affect sleep

Share:

Últimas publicaciones

Problemas para dormir por causas médicas

Los problemas del sueño pueden ser causados por un síntoma de un…

Por qué dormir poco es malo para la salud cardiovascular

El sueño es esencial para un corazón sano. Las personas que no duermen…

Cómo ayudar a tu hijo con autismo a dormir bien

Los trastornos del sueño pueden ser más comunes en niños con trastorno…

Unidades del sueño

Se denomina Centro de Medicina de Sueño a un centro clínico para el…

¿Puede la postura durante el sueño afectar al cerebro?

Dormir de lado, puede eliminar de manera más efectiva los desechos…


El Aviso Legal incluye todos los datos identificativos de EN BRAZOS DE MORFEO como titular del sitio web www.enbrazosdemorfeo.es, así como cuestiones relativas a la Propiedad Intelectual y/ o Industrial, responsabilidad, uso del Sitio Web, etc.